folder Filed in Issue 18: 2022
Mi viaje con la lectura
Por Katie Bielinski
access_time 10 min read

La lectura siempre ha sido una parte importante en las vidas de mi familia así que es natural que yo debo ser un lector. A través de mi vida, el significado de los libros y la literatura ha cambiado mucho y los libros me enseñan mucho sobre mi vida y mí mismo. Desde mi niñez hasta donde estoy ahora, los libros son una constante y una parte fundamental de mi desarrollo y mi felicidad. 

Mi madre lee mucho y ella y mi padre me presentaron los libros cuando era un bebé. Me leían libros y cuando tenía años suficientes, empecé a leer libros por mí mismo. También, siempre hay una estantería en mi dormitorio o en otro cuarto muy cerca para guardar los libros. No fueron muy especiales en mi niñez porque todos los niños leen y son una parte importante del desarrollo de los niños. Pero, la diferencia entre los otros niños y yo fue mi amor por los libros y lo que pueden enseñarme. Los libros eran una aventura y me dejaron experimentar la vida de una persona ficticia. Leí sobre mundos mágicos y tenía una maravilla infantil cuando descubría algo nuevo o cuando leía un cuento muy divertido. Era el principio del viaje de mi vida con los libros. Mi gusto era muy típico para una niña en la escuela primaria. Pasé de los libros ilustrados a libros de capítulos antes de unos de mis pares y mis géneros favoritos son ficción histórica, fantasía, y otros libros que son para los niños. Unos libros de importancia en este tiempo fueron los libros de Daisy Meadows que se llaman Rainbow Magic Fairy Books.

Estos libros crearon una conexión especial entre mis compañeros y yo porque las chicas de mi clase compartirían todos los Rainbow Magic Fairy Books una a la otra. Era una experiencia que nunca olvidaré, incluso ahora y me enseñaba la importancia de una comunidad y amigos. También en este tiempo, los libros enseñaron la importancia de la perseverancia. En el segundo grado, yo estaba en el proceso de leer los libros de Laura Ingalls Wilder que se llaman Little House on the Prairie. Es una serie para niños sobre sus experiencias en la pandera y yo estaba fascinado con estos libros. Pero, ha tenido un tiempo difícil con el segundo libro de la serie. En la clase de biblioteca, quería sacar el libro más veces de las que me permitieron, pero los bibliotecarios me apoyaron en mi viaje a completar el libro y me permitieron. Eventualmente yo terminé el libro y esta experiencia sería muy importante en el futuro. 

La secundaria era un tiempo en que muchos de mis padres decidían que los libros y la lectura eran horribles o aburridos. Muchos dejaron de leer afuera de la clase, pero mis amigos y yo continuamos y eso también no me detuvo ni mi amor por los libros. Yo leí porque me gusta leer y aprendí que necesito seguir mis pasiones y que me gusta incluso con los sufrimientos. En este tiempo de mi vida, yo descubrí algo sobre mi relación con la literatura. La lectura, yo descubrí, tenía dos experiencias, la parte de la escuela y la parte fuera de la escuela. Afuera de la escuela, me gustaba leer libros de ciencia ficción y leí todos los libros populares en este género. No leía los libros de ficción realista o libros de romance. Los libros que leía no tenían un mensaje importante y en realidad no eran muy buenos, pero en la secundaria estos libros me hicieron feliz. Por otro lado, no me gustan los libros de clase. Los libros que yo leía en clase contrastaba mucho con los libros que yo leía afuera de la clase. No tienen la acción ni la aventura que yo encontraría en un libro de mi elección. Los exámenes y clases que solo analizamos un capítulo de un libro no son divertidas. Estos libros que no me gustan no arruinan mi placer de los libros fuera de la escuela. Se enfoca en las experiencias positivas y no en las negativas. En la secundaria, la frase que describía mi posición en los libros sería leí para placer, no para aprendizaje, pero es un poco hipócrita porque los libros me enseñan. Este periodo solo es una parte de mi viaje con la lectura, pero es una parte que ahora, puedo ver con cariño. Yo he tenido una fascinación con los libros y forma la persona que soy ahora. 

Si yo tuviera que elegir la cima de mi obsesión con los libros, los primeros tres años de la preparatoria la son. Durante estos años, yo buscaba la comunidad de lectores en Internet para obtener recomendaciones y simplemente porque yo era parte de esta comunidad. También, en la preparatoria hay un poco de personas que leían para divertirse. Muchos de mis amigos no leen mucho si no es para la clase de inglés y ya entonces a veces solo usaban SparkNotes. Mi relación con los libros de la escuela en este tiempo es muy similar a la secundaria. No me gustan los libros clásicos, pero hay algunos libros de la clase de inglés que me gustan como The Crucible por Arthur Miller y The Great Gatsby por F. Scott Fitzgerald. Es menos negro y blanco y más como hay unas excepciones. La comunidad en línea es una manera en que podrá ver que hay personas como yo que leen en su tiempo libre. En YouTube, descubrí la comunidad de lectores y miraba los videos mucho para obtener recomendaciones y también para compartir la alegría de leer a través de juegos que las personas en YouTube jugaban y su felicidad con el contento. En mis redes sociales, seguí autores para aprender sobre sus proyectos nuevos y sus vidas reales. En el pasado, había una distancia entre los autores y yo, pero ahora yo podría ver que los autores también son personas con vidas normales como yo. Yo podría apreciar sus obras más cuando siga el viaje a través de las redes sociales. Creé, también, una cuenta para Goodreads que es un sitio en que una persona puede monitorizar su lectura. En un verano, mi meta fue crear una lista con todos los libros que yo he leído (tuve un poco de éxito). Hasta el día de hoy, uso Goodreads para actualizar esta lista.

Otra cosa que yo empecé durante estos años es comprando muchos libros en lugar de leer en línea o sacarlos de la biblioteca. Mi cartera nunca me perdonará, pero me gusta tener una estantería muy grande con todos mis libros (ahora tengo 3 lugares en que yo pongo mis libros porque mis estanterías no tienen espacio suficiente para mis 280+ libros). La fantasía era mi género favorito y el romance se estaba desacelerando convirtiéndose en una de mis favoritas. Ahora, mi gusto no ha cambiado mucho. Los primeros años de la preparatoria fue mi cima de mi viaje con la lectura porque descubrí mucho, pero los viajes también tienen una parte baja y durante mi final año de preparatoria y el principio de la universidad tuve una relación muy difícil con la lectura. 

Mi último año de preparatoria, después del octubre, dejé de leer muchos libros, pero ahora, yo quiero reparar mi relación con los libros. Para comparar, leí 89 libros en 2019, 77 en 2020, y ahora solo tengo 19 libros en 2021. En el pasado, tenía ocasiones en que no leía por un poco de tiempo, pero este tiempo fue diferente. También, en mi clase de inglés, no leí mucho porque es una clase de literatura no ficción y la clase se enfocó más en los ensayos cortos. Pienso que hay muchas razones por mi falta de lectura, principalmente debido a nuevos intereses. Mi hermana me introdujo a muchos programas nuevos que yo miré y también empecé a jugar unos videojuegos nuevos. Los dos absorbieron algo de mi tiempo, pero no fueron los culpables principales. Mirando hacia atrás ahora, puedo ver que yo no dejo de leer, solamente dejé de leer libros publicados. En lugar de los libros publicados, yo leí mucho fanfiction. En el pasado yo lo leía un poco de vez en cuando, pero durante este tiempo leí casi todos los días. Era un problema porque yo lucho por mantener un equilibrio entre las cosas que me gustan. Con el fanfiction, los juegos, y los programas mi horario no tenía tiempo para los libros publicados. En mi mente, quería leer pero yo no hacía tiempo. Durante este tiempo, era difícil no leer porque los libros y la lectura era una constante en mi vida. Sentí un poco de desesperación.

Pero, ahora, con un poco de reflexión, he decidido que todo está bien. No necesito leer a un ritmo loco todos los días del año y está bien si necesito un receso. No es justo si yo comparo el yo de la universidad y mi final año de preparatoria con el yo de la secundaria cuando tenía mucho más tiempo libre. Cuando salga para la universidad, traje todos mis libros no leídos porque quiero eso. Este sufrimiento, persiste hasta ahora, pero ahora yo quiero leer más y estoy haciendo un esfuerzo. Soy optimista y quiero descubrir mi amor por los libros otra vez. 

Mi lucha por mejorar mi relación con los libros sería un proceso largo. Es un proceso muy lento y no es perfecto. Mi meta principal es encontrar un equilibrio entre todos mis intereses porque me gusta hacer mucho y quiero la oportunidad para hacer todas las cosas sin dificultad. Este viaje con la lectura me enseña mucho sobre mi vida y la manera en que debe vivir. En mi niñez, aprendí la importancia de la comunidad y la perseverancia. Más tarde, aprendí seguir mis pasiones y que está bien si no leo con el mismo ritmo del pasado cuando tenía más tiempo libre. También subrayé la importancia de una comunidad de personas que tienen intereses similares. La lectura, una constante de mi vida, me enseña mucho y espero que mis experiencias con los libros se apliquen a los otros. Los sufrimientos y los periodos en que no quieres continuar son experiencias para aprender sobre ti mismo. No importa si tus intereses son de alta calidad, la importancia es que tú disfrutes lo que hagas.